LAS MASCOTAS SOMATIZAN LOS CONFLICTOS DE SUS DUEÑOS

Nada, nada, nada es por casualidad… Ni siquiera en nuestras mascotas.

Todo lo que ocurre en nuestra vida, tal y como explica la física cuántica, es una proyección de nuestra propia información.

Cuando conscientemente no encontramos una solución a un conflicto (somos entre un 3 y un 10% conscientes), nuestro inconsciente (el 90% de lo que somos, que entre otras cosas regula las acciones de nuestro cuerpo, como la digestión por ejemplo) busca una solución inconsciente, que se manifestará con un síntoma en tu cuerpo, en tus hijos o mascotas, en tu coche, en personas o situaciones de tu entorno…


Pondré un ejemplo, si yo no quiero ir a ver a alguien, y no encuentro una solución a este conflicto, y al final tengo que ir, puede que me encuentre un atasco, pinche una rueda, me haga un esguince…

Desde esta perspectiva que nos ofrece la Física cuántica, quisiera exponer el ejemplo de un caso veterinario que les dará una mayor comprensión.