LA ENFERMEDAD COMO OPCIÓN DE VIDA

Luego de un largo camino recorrido, de una lucha constante por mejorar mi vida en todo sentido, de haber tocado fondo con la enfermedad como opción de vida, pude finalmente casi por supervivencia comprender que el único método para RENACER era el cambio.

Creo que solo la polaridad de grandes emociones, sean éstas la felicidad más grande, el miedo absoluto o el dolor extremo te motivan con convicción real a necesitar hacer las cosas de otro modo.